¿Sabes qué es el Síndrome de la piel escaldada?

Genomma Lab ¿Sabes qué es el Síndrome de la piel escaldada?

Que no sólo te preocupe tu piel por causa de alguna cicatriz, ojeras, celulitis o paño, pues existen otros padecimientos que pueden ser más agresivos para la piel como el Síndrome de la piel escaldada.

Este síndrome es una infección que se da únicamente en este órgano del cuerpo, el cual se observa dañado y se puede llegar a desprender. Es causada por algunas cepas de bacterias de la familia del estafilococo, que produce un tóxico que ocasiona daños en la piel y crea ampollas dando la apariencia de “piel escaldada”.

El síndrome de la piel escaldada se presenta en mayor proporción en bebés y niños menores de 5 años, por ello, es importante prestar atención a la presencia de cualquiera de los síntomas siguientes:

  • Temperatura arriba de lo normal
  • Ampollas
  • Desprendimiento de áreas extensas de la piel (Descamación)
  • Dolor cutáneo
  • Presencia de enrojecimiento en la piel y humedad en la misma

Este padecimiento se contagia con facilidad al tener una cortadura o raspón o al estar en contacto con alguna persona o superficie que posea esta bacteria.

En caso de presentar los síntomas anteriores, es importante visitar a su médico, quien le dará el tratamiento adecuado, que puede incluir receta de antibióticos intravenosos para tratar los estafilococos y suero para prevenir la deshidratación debido a la pérdida de este por la piel abierta. Este trastorno no se puede prevenir, sin embargo, un tratamiento en momento oportuno puede ayudar.

Existen algunas complicaciones que se pueden presentar al padecer este síndrome como el control deficiente de la temperatura, especialmente de bebés, infección grave del torrente sanguíneo o la propagación de una infección cutánea profunda.

El uso de compresas húmedas en la piel puede brindar alivio. Se puede aplicar un emoliente con el fin de mantener la piel húmeda. La cicatrización comienza aproximadamente en 10 días después del tratamiento.

Este padecimiento también se conoce como síndrome de estafilococo de la piel escaldada (SSS) o enfermedad de Ritter.