Ojos Rojos

Los ojos rojos se pueden deber a dos situaciones:

Cuando los vasos sanguíneos de la conjuntiva se encuentran dilatados y por ello aparecen más rojos por la presencia de un mayor flujo sanguíneo (inyección conjuntival), y la otra situación es cuando aparecen manchas de color sangre por pequeñas hemorragias que persisten dentro de la conjuntiva (hemorragia subconjuntival).

En el caso de hemorragia subconjuntival aparecen manchas de color sangre en forma de mapa por la dispersión de la sangre al salir de los vasos sanguíneos, suele presentarse espontáneamente y por ello las personas se dan cuenta por sorpresa sin ver el posible inicio del proceso.

Estas hemorragias que provocan tener los ojos rojos se deben en la mayoría de los casos al contacto con agua clorada, polvo, contaminación, rayos solares, desvelo, cansancio.  esfuerzos físicos, accesos de tos bruscos, uso de medicamentos anticoagulantes, o sin causa aparente. Estas pequeñas hemorragias desaparecen espontáneamente en algunos días.

Se recomienda descansar los ojos, no rascarlos, y esperar unos días, si no desaparece el problema acudir a su oftalmólogo.

 

Productos