Pie de Atleta

El pie de atleta es la infección por hongos más común, afecta al 15 % de la población general, muy contagiosa, con un tratamiento crónico. En general afecta los pliegues entre los dedos del pie, en la planta y en el talón, en ocasiones puede afectar el dorso de los pies pero no es muy frecuente. 

La infección por hongos se pueden presentar en cualquier condición pero su desarrollo es más favorable en ambientes cálidos, húmedos y con poca luz. El contagio casi siempre es de forma indirecta, al ponerse en contacto con el hongo en piscinas, baños públicos, regaderas, al usar calcetines o zapatos de otra persona. Por lo que se recomienda utilizar sandalias de plástico abiertas, evitando de esta manera el contacto directo y manteniendo una buena ventilación.