Tos

La tos mantiene la garganta y vías respiratorias despejadas, pero cuando la tos se extiende demasiado tiempo puede significar que se tiene una enfermedad o un trastorno.

La tos regulamente se presenta en dos tipos: seca y con flemas; también puede clasificarse por su duración en aguda, subaguda y crónica.

La tos aguda se presenta de forma inesperada, sin previo aviso y no suele durar más de 2 o 3 semanas. Este tipo de tos se asocia frecuentemente a resfríos y gripes. Por su parte, la tos subaguda dura de 3 a 8 semanas y la crónica dura más de este tiempo.